Identificarse
x
x
x

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cuando las cosas no van bien, en el hogar, en el estudio, en el trabajo, con los amigos, con la pareja, con la salud; igual pasa con el Estado, con un Contrato, con un Proceso, con una Empresa, etc, es sencillamente porque algo falla en el sistema de control interno de cada situación; y la pregunta sería, ¿qué hay que hacer? REVISA SU CONTROL INTERNO y seguramente todo cambiará.

Todos y cada uno de nosotros tenemos un control interno: ¿Cuáles son esos elementos que hacen parte del sistema de control interno propio?, estoy hablando de los principios y valores arraigados a través de nuestra familia y los procesos educativos; las reglas y normas de conducta a las que nos sujetamos; políticas adoptadas como principios de actuación; las estrategias que empleamos para lograr los objetivos y metas; la planeación como rigor de organización y seguimiento; el presupuesto, como plan financiero, instrumento de gestión y medida de control; los proceso y procedimientos o también llamados “la forma como cada quien hace las cosas”; el perfil profesional, laboral y personal, frente a sus propósitos; la información aprendida (memoria) y la forma de comunicación; las quejas y reclamos que surgen de su actuar; la aprehensión de riesgos como control para prevenir contingencias; la memoria histórica de experiencias vividas; el ambiente de control donde reside o se desempeña y finalmente el autocontrol, como la capacidad de auto controlarse por sí mismo.

Es precisamente la reflexión que cada uno de nosotros debemos hacer, y es la que nos llevará a revisar nuestro control interno para establecer dónde es que estamos fallando y cual de estos y otros elementos son los que debilitan nuestro actuar, nuestro ánimo, nuestra economía, nuestra relación afectiva, nuestra salud, o aquello que realmente queremos y que nos impide ser felices qué es lo que buscamos todos.

No soy filósofo, pero si un estudioso del control interno, del cual tengo la concepción que es “la mejor forma de hacer las cosas”, como lo he anotado en muchos de mis escritos; es la impronta de las organizaciones; es la seguridad del proceso, de la actividad, del contrato y la imagen integral del sujeto mismo.

Mi actividad docente en los últimos años se fundamenta en la construcción del modelo de control interno para mi clase, en este caso sobre hacienda pública, y de esa actividad surgen otros modelos propios a considerar como el control interno de la asignatura, el control interno del tema y el control interno de todos y cada uno de mis estudiantes.

A manera de ejemplo veamos: Cuando un estudiante pierde la materia, es porque hay algo del sistema de control interno que está fallando, y la acción obligada es revisar el control interno del estudiante y de la asignatura; en el estudiante, grado de compromiso con la materia, el rigor de estudio, el interés de trabajar en equipo; la capacidad de investigar, argumentar y sintetizar; las competencias comunicativas, la asistencia a clase; la información básica en su memoria, dificultades personales, familiares, sentimentales, económicas; y en relación con la asignatura, forma de comunicación del profesor, ayudas y bibliografías, horario , pedagogía docente, material, medios virtuales, control. Etc.

Somos todos y cada uno de nosotros y de acuerdo al rol que desempeñamos y los objetivos que persigamos, quienes a través del autocontrol, establecemos las causas de nuestro fracaso, por decirlo de cualquier manera, el efecto que de ese fracaso se derive para proponernos acciones de cambio en busca de cumplir, sentir o mejorar nuestro propósito, cualquiera que sea el objetivo de vida.

Si analizamos cada uno de estos elementos, determinaremos los efectos en cadena que uno solo puede ocasionar en el sistema de control interno de cada uno de nosotros, pero sin lugar a equivocarme el más relevante e importante a considerar son los principios y valores, éticos y morales que soportan y hacen fuerte o debilitan el actuar de cualquier sistema que queramos evaluar.

Recuerde; El control interno, es la camisa que solo le sirve al dueño.

LIBROS ESCRITOS POR NUESTRO COLABORADOR MARCO BONILLA:

FORMACIÓN DE LÍDERES EN AUDITORIA Y CONTROL INTERNO. Buenas prácticas.

El ABC de la Hacienda Pública 

Para adquirir cualquiera de estos libros puede contactarse con Johana Cosme al correo . Cel: 57 316 3250099. 

Venta en Bogotá en la Avenida Jiménez No. 4 - 76 Galería Típicos.

Marco Hernando Bonilla Martínez

Consultor y Asesor en los procesos de Auditoría con enfoque integral, Auditoría interna de Calidad, ISO 9001 de 2008 y NTCGP 1000:2009, con más de 20 años de experiencia. Conferencista nacional, consultor internacional en procesos de Control Interno orientados al mejoramiento de las organizaciones. Colaborador de Auditool.

Bogotá D.C., Colombia


Directorio Firmas de Auditoría

lateralG3.2