Identificarse
x
x
x

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

A pesar que el propósito de una auditoría de estados financieros no es detectar Fraude, el Auditor no está exento de identificar el riesgo de su existencia, y mucho menos en esta época en que los Directivos de las Compañías cada vez más demuestran su interés por exponerse a situaciones extremas, sobrepasando cualquier regulación o control existente, de tal manera que el riesgo de Fraude, podríamos decir que ahora es inherente a los procesos de dirección estratégica, financiera y operacional de las Compañías.

Esta norma 240 nos ilustra muy claramente todas y cada una de los pasos, procedimientos y mecanismos de informar cualquier indicio, evento o materialización de Fraude en los estados financieros.

Alcance de la norma:

  • Establecer normas y dar lineamientos sobre la responsabilidad del auditor en considerar el riesgo de fraude en la auditoría de los estados financieros.
  • Esta norma distingue, entre fraude y error, y distingue los dos tipos de fraude que son relevantes para el auditor:
    o Malversación de activos, y
    o Emisión de estados financieros fraudulentos.
  • Requiere que el auditor mantenga una actitud de escepticismo profesional.
  • Requiere que el auditor evalué el riesgo de fraude y determine respuestas sobre los riesgos evaluados.
  • Comunicarse con la administración y con los miembros del gobierno corporativo.

¿Cuáles son las características del Fraude que el auditor debe conocer?

  • Error versus Irregularidad (acción no intencional vs acción deliberada)
  • “Error” es una representación errónea no intencional en los estados financieros.
  • “Fraude” se refiere a un asunto intencional, por parte de una o más personas de la administración, los encargados del gobierno corporativo, empleados o terceros, a través del engaño para tener una ventaja o beneficio ilegal.
  • Dos tipos de aseveraciones: Fraude por manipulación de la información en los estados financieros, para engañar a los usuarios de los E.F, y malversación de los activos.
  • La información financiera se puede manipular por:
    o Manipulación, adulteración, falsificación, alteración de registros contables.
    o Omisión errónea o intencional de información relevante.
  • Desviación de los principios de contabilidad

Desde el punto de vista legal, el Fraude es un concepto con muchas aristas, para propósitos de esta NIA, al auditor le corresponde el fraude relacionado con desviaciones en la presentación de estados financieros. Los auditores no toman determinaciones legales de si ha ocurrido realmente fraude. El fraude que involucra a uno o más miembros de la administración o de los encargados del gobierno corporativo se conoce como "fraude administrativo"; el fraude que involucra sólo a empleados de la entidad se conoce como "fraude de empleados." En cualquiera de los dos casos, puede haber colusión dentro de la entidad o con terceros fuera de ella.

La información financiera fraudulenta, con frecuencia, implica que la administración sobrepase los controles que, de otro modo, pueden aparecer como funcionando de manera correcta y efectiva. El fraude puede cometerse cuando la administración sobrepasa los controles. Algunos ejemplos de fraude cometido por la gerencia o empleados de la Compañía auditada:

  • Registrar asientos ficticios en la contabilidad, particularmente cerca del final de un ejercicio contable, para manipular los resultados de operación, cumplir con los indicadores de desempeño y obtener beneficios económicos.
  • Ajustar de manera inapropiada los supuestos y cambiar los juicios usados para estimar los saldos de cuentas.
  • Omitir, adelantando o retrasando su reconocimiento en los estados financieros, hechos y transacciones que han ocurrido durante el periodo que se reporta.
  • Ocultar, o no revelar, hechos que pudieran afectar los saldos registrados en los estados financieros.
  • Participar en transacciones complejas que se estructuran para representar erróneamente la posición financiera o el desempeño financiero de la entidad.
  • Alterar registros y términos relacionados con transacciones importantes e inusuales.
  • Ocultar pérdidas económicas, por el mecanismo de no registrar pasivos asociados.

Para el caso de la malversación de activos, que es la otra clasificación del Fraude empresarial, a continuación se describen algunos ejemplos:

  • Falsificar recibos.
  • Robar activos físicos, o propiedad intelectual.
  • Hacer que una entidad pague por bienes o servicios no recibidos.
  • Usar los activos de una entidad, para uso y beneficio personal.
  • El ocultamiento se da, a menudo usando recibos falsos.
  • Existen motivaciones para la perpetración del fraude.(incentivo, presión, oportunidad)

La experiencia indica, que los fraudes por malversación de activos pueden ser más frecuentes que los casos de fraudes en las aseveraciones de los estados financieros, en razón a que la malversación por lo general la perpetran empleados de cualquier nivel de la organización y pueden realizarse con partidas no material (no significativas), mientras que el Fraude por manipulación de la información en los estados financieros lo perpetran niveles de alta gerencia.

Responsabilidades del Gobierno Corporativo y de la administración para prevenir el Fraude.

  • La responsabilidad primaria por el control y la prevención descansa sobre los miembros del gobierno corporativo y de la administración.
  • Establecer programas de autocontrol y prevención del fraude.
  • Establecer el control interno que brinde seguridad razonable respecto de la información financiera, la eficiencia de las operaciones y el cumplimiento de leyes y regulaciones.
  • Ambiente de control orientado a la reducción de riesgos.
  • Filosofía de autocontrol.

¿Cuáles son las responsabilidades del auditor frente a la detección del Fraude?

  • El auditor obtiene seguridad razonable que los E.F. están libres de errores de importancia material, ya sean causados por fraude o error. No existe la seguridad absoluta en términos de auditoría.
  • Actitud de escepticismo profesional –proveer lo imprevisible.
  • Uso de expertos, en caso de ser apropiado.
  • Discutir entre los miembros del equipo de auditoría.

Entonces, ¿cuáles son los procedimientos que se deben aplicar en un proceso de auditoría, para evaluar el riesgo de fraude en los Estados Financieros?

  • El auditor obtiene un entendimiento de la entidad, su entorno, el sistema de control interno (diseño y eficacia operativa de los controles)
  • Averiguaciones con la administración, con la alta gerencia y los miembros de gobierno corporativo, acerca del riesgo de fraude, la ocurrencia y las políticas para detectarlo.
  • Identifica la existencia de factores de fraude. Cumplimientos de metas, bonos o incentivos, etc.
  • Considera relaciones inusuales que se hayan identificado en las revisiones analíticas de la información.
  • Evaluación del riesgo de fraude en el reconocimiento de ingresos en los estados financieros.
  • Otros procedimientos que se consideren apropiados.

Es importante el conocimiento previo del cliente, cuando los trabajos son recurrentes, de ahí que cuando se inician trabajos con un cliente nuevo, el auditor debe ser mucho más escéptico en este tema del Fraude. Se recomienda que el Socio o Gerente del trabajo de auditoría realice personalmente una entrevista con las instancias del Gobierno Corporativo, con los niveles de la alta Dirección y con el Comité de auditoría, si existiera, respecto del Fraude, indagando y conociendo sobre las políticas de prevención implementadas, casos ocurridos, situaciones o áreas de riesgo, etc., esta entrevista no se puede delegar a otro miembro del equipo, porque con toda seguridad no tendrá el mismo resultado.

El auditor debe preparar una respuesta al riesgo de Fraude, considerando los siguientes aspectos.

  • Considerar la asignación del personal de auditoría.
  • Considerar las políticas de contabilidad usadas.
  • Incorporar elementos que no sean predecibles, en los procedimientos de auditoría. Por ejemplo, inspecciones sorpresivas a inventarios, caja, títulos valores, etc.
  • Técnicas de auditoría asistidas por computador.
  • Minería de datos.
  • Oportunidad y extensión de los procedimientos de auditoría.
  • Riesgos que la administración sobrepase controles: verificar propiedad de los asientos, revisar sesgo en estimaciones contables, lógica del negocio en transacciones importantes.
  • Obtener representaciones de la gerencia.

Como lo vamos a ver más adelante, con el estudio de las demás normas de auditoría, previamente el auditor debió identificar los niveles de gobierno corporativo a los que se deben dirigir las comunicaciones con los hallazgos relevantes de la auditoría, pero también se debe identificar los miembros de gobierno corporativo a los que se les debe informar situaciones de Fraude, y por supuesto, la comunicación de esos eventos debe está rodeada de protocolos y en forma muy confidencial. Lo más importante es que el tema lo maneje el socio a cargo, una vez se haya tenido evidencia concluyente, dado el impacto que ello tendrá sobre la auditoría, incluso estos asuntos pueden continuar siendo investigados por el cliente y ha habido casos donde se llega a instancias judiciales, de ahí el cuidado que se advierte para enfrentar esta clase de situaciones.

¿Cuál debe ser la reacción del auditor, frente a la detección de una Fraude?

  • Si el auditor ha identificado fraude, o tiene indicios contundentes de su existencia, deberá comunicarlo al nivel apropiado dentro de la administración.
  • Si la integridad y honestidad de los miembros de la administración y el gobierno corporativo están en duda, el auditor debe buscar asesoría legal.
  • El auditor deberá reportar todas las debilidades del sistema de control interno que haya identificado en sus auditorías, y hacer seguimiento sobre los planes de acción y remediación.
  • Evaluar en caso extremo, la imposibilidad de continuar con el servicio de auditoría. Si la decisión es retirarse, el auditor debe discutir con el nivel apropiado en el cliente, las razones de su decisión.

En el evento en que el auditor compruebe y tenga las evidencias suficientes de la existencia de una situación fraudulenta en los estados financieros auditados, luego de discutirlo con la Dirección, al nivel adecuado, o con la Junta Directiva, tendrá que evaluar el impacto en su dictamen, seguramente esa situación puede dar para una abstención de opinión o una opinión adversa, todo dependerá de cada caso en particular, sin embargo cualquier fraude por pequeño que resulte, potencialmente tiene el mismo daño para los usuarios de estados financieros, y como el auditor lo que trasmite es credibilidad está en la obligación de reflejarlo en su opinión.

mao

José Mauricio Farfán Cárdenas -  - 57 3188491237

Fundador y Director General de la firma JMFarFán Assurance S.A.S. Contador público con especializaciones en revisoría fiscal y en gestión de finanzas. Certificado en IFRS por el instituto ICAEW, Country Manager en una firma de BPO, 20 años de experiencia en firmas internacionales de auditoría y consultoría, realiza catedra universitaria en postgrados.

Bogotá, Colombia


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Más Leídas