Procedimientos sustantivos de auditoría. Lo que todo Auditor debe conocer.

facebook Share on Facebook

Procedimientos sustantivos de auditoría

Según la NIA 330.4 los procedimientos sustantivos son: “Procedimientos de auditoría diseñados para detectar incorrecciones materiales en las afirmaciones”; es decir,  son pruebas realizadas para detectar representaciones erróneas de importancia relativa y para obtener evidencia de auditoría en los estados financieros. Además, de acuerdo a la NIA 330.18: “Con independencia de los riesgos valorados de incorrección material, el auditor diseñará y aplicará procedimientos sustantivos para cada tipo de transacción, saldo contable e información a revelar que resulte material”.

El auditor debe desarrollar procedimientos sustantivos para reunir evidencia respecto de las afirmaciones subyacentes (Integridad-C, Existencia-E, Exactitud y Corte-AC, Valuación-V) incorporadas en los saldos contables y clases subyacentes de transacciones; y también para detectar incorrecciones materiales.

Los procedimientos sustantivos incluyen la selección de un saldo contable o una muestra representativa de transacciones para:

  • Recalcular los montos registrados para verificar su exactitud.
  • Confirmar la existencia de saldos (cuentas por cobrar, cuentas de bancos, inversiones).
  • Verificar que las transacciones se hayan registrado en el periodo correcto (pruebas de corte).
  • Comparar los montos con las expectativas o los montos entre periodos.
  • Inspeccionar la documentación de soporte, como facturas o contratos de ventas.
  • Observar la existencia física de activos registrados (conteos de inventarios).
  • Revisar que las reservas destinadas para pérdidas de valor sean las apropiadas (cuentas dudosas e inventario obsoleto).

Los procedimientos sustantivos comprenden procedimientos analíticos sustantivos y pruebas de detalle (de tipos de transacciones, saldos contables e información a revelar). Entonces, el auditor, basándose en su juicio profesional, debe determinar qué procedimientos sustantivos son los más adecuados para abordar los riesgos valorados. El auditor puede elegir emplear solo pruebas de detalle o, cuando no haya un riesgo importante de incorrección material, solo procedimientos analíticos; o una combinación de pruebas de detalle y procedimientos analíticos sustantivos.

 A continuación se explicarán cada uno de los procedimientos sustantivos: los procedimientos analíticos sustantivos y las pruebas de detalle.

Procedimientos analíticos sustantivos

Los procedimientos analíticos sustantivos son procedimientos diseñados para sustanciar un monto de los estados financieros con el uso de relaciones predecibles entre los datos financieros y los no financieros. Se aplican principalmente a grandes volúmenes de transacciones que tienden a ser predecibles después de un tiempo.Los procedimientos analíticos sustantivos implican una comparación de los montos, o relaciones, en los estados financieros con una expectativa del auditor desarrollada a partir de información obtenida durante el entendimiento de la entidad.

De acuerdo a la NIA 520.5 el auditor: “Determinará la idoneidad de procedimientos analíticos sustantivos específicos para determinadas afirmaciones, teniendo en cuenta los riesgos valorados de incorrección material y las pruebas de detalle, en su caso, en relación con dichas afirmaciones”.

Si los riesgos inherentes son bajos para un tipo de transacciones, se puede obtener evidencia de auditoría suficiente y apropiada de los procedimientos analíticos sustantivos. Sin embargo, si los riesgos valorados son bajos gracias a los controles internos relacionados, el auditor debe también desarrollar pruebas de esos controles.

Es recomendable realizar los procedimientos analíticos sustantivos antes que las pruebas de detalle; debido a que los resultados de los primeros pueden impactar la naturaleza y alcance de las segundas.

Pruebas de detalle

Las pruebas de detalle son procedimientos diseñados para reunir evidencia que sustanciará un monto de los estados financieros. Se usan para obtener evidencia de auditoría respecto de afirmaciones como las de existencia, exactitud y valuación.

El auditor debe diseñar y desarrollar pruebas de detalle que respondan específicamente a los riesgos materiales identificados y que proporcionen un alto nivel de seguridad de auditoría.

El desarrollo de las pruebas de detalle incluye la realización de los siguientes procedimientos:

  • Examinar asientos materiales en el diario y otros ajustes hechos durante el curso de preparación de los estados financieros.
  • Hacer concordar los estados financieros con los registros contables subyacentes.

Adicionalmente, el auditor debe realizar confirmaciones externas con respecto a:

  • Términos de acuerdos y contratos.
  • Transacciones entre una entidad y otras partes.

Referencias:

IFAC Norma Internacional de auditoría NIA 330, 520.

 


Imprimir Correo electrónico