Cómo prevenir el fraude de los directivos

facebook Share on Facebook

 

Dos estrategias de gobierno corporativo

La motivación de obtener un beneficio personal puede ocasionar que los miembros de la administración modifiquen su criterio en favor de ciertas operaciones de negocios, como por ejemplo una expansión, y desestimen otras, como por ejemplo una restructuración o una liquidación. Los directivos pueden darle prelación al beneficio económico que ciertas decisiones de negocios, como una expansión, les puede reportar en términos de bonos o compensaciones por desempeño, frente a la rentabilidad real de tales decisiones para la empresa. Esto puede suceder incluso cuando, por ejemplo, la opción de expansión no sea rentable o pueda incluso perjudicar gravemente la estabilidad financiera de la empresa.

 

Los miembros de la administración tienen en general la tendencia, debido a los incentivos por buen desempeño y a las exigencias de la Junta, a la expansión de las empresas; y cuando las condiciones son adversas pueden verse presionados a hacer reportes falsos sobre la rentabilidad, a maquillar los reportes financieros e incluso a convencer a los auditores de ayudarles; es decir, a cometer fraude.

El riesgo de que los directivos tengan un sesgo económico personal al tomar decisiones importantes para la empresa y de que cometan fraude ocurre, en parte, porque los intereses de los accionistas y los de los directivos no coinciden. Ante esto, se pueden aplicar dos estrategias de gobierno corporativo: el diseño de compensaciones para los directivos y la auditoría de calidad. Estas dos estrategias de gobierno corporativo permiten alinear los intereses de la administración con los de los accionistas. A continuación se detallarán cada una de estas estrategias de gobierno corporativo.

Compensaciones para los directivos

Una acción eficaz de gobierno corporativo para desestimular el fraude en momentos en los que la empresa esté teniendo dificultades es el diseño de un sistema de compensación eficiente para los directivos. Un sistema de compensación apropiado estimula que los directivos provean información verdadera, previene el fraude y evita que la administración induzca a los auditores a validar datos financieros falsos.

Este sistema por lo general incluye un pago por “reportar malas noticias” para fomentar la veracidad entre los ejecutivos y mitigar la tendencia a la expansión (empire building); este pago puede interpretarse como un tipo de indemnización (severance pay). Esta estrategia se puede combinar con diferentes tipos de contrato que incluyan cierto grado de “pago por desempeño” para estimular el buen rendimiento. Sin embargo, los accionistas pueden tomar la decisión de reducir la modalidad de “pago por desempeño” e invertir más en servicios de auditoría.

Es importante mencionar que una mejora en la salvaguarda de los intereses de los accionistas tiende a incrementar el “pago por desempeño”, y a reducir la dependencia de la auditoría.

Auditoría de calidad

Esta estrategia de gobierno corporativo pone énfasis en realizar auditorías estrictas y de calidad que garanticen la transparencia de los informes financieros y detecten cualquier intento de fraude por parte de la Dirección. Al aplicar esta estrategia, los accionistas se apoyan en la supervisión efectiva de la administración llevada a cabo por auditores internos, directores independientes y auditores externos. Estos supervisores verifican la información aportada por los directivos y vigilan sus decisiones.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que una regulación de auditoría más estricta afecta la compensación a los directivos, pues genera la disminución del “pago por desempeño” al igual que de las indemnizaciones mientras aumenta la confianza y la inversión en auditorías de calidad. Entonces, la auditoría de calidad, de la mano de una regulación estricta, tiende a reemplazar las indemnizaciones de los directivos.

Adicionalmente, y con referencia a la incidencia de fraude en las compañías, se tiene que la reemisión de los estados financieros es menos frecuente en firmas que tienen a un director independiente con experiencia financiera en el Comité de Auditoría (Agrawal and Chada 2005). También, se tiene que la incidencia de fraude financiero es menor en compañías que tienen Comités independientes (Beasley 1996).

Referencias

Agrawal, A., and S. Chadha. 2005. Corporate Governance and Accounting Scandals. Journal of Law and Economics 48:371–406.

Beasley, M. S. 1996. An Empirical Analysis of the Relation between the Board of Director Composition and Financial Statement Fraud. Accounting Review 71:433–65.

Pagano, M., & Immordino, G. (2012). Corporate Fraud, Governance, and Auditing. Review Of Corporate Finance Studies, 1(1), 109-133


Imprimir Correo electrónico